Archivo de la categoría: Francia

Consejos para conducir por Francia

Muchas personas dicen que la mejor forma de conocer nuevas ciudades y todo lo que se encuentre a su paso es caminando. Probablemente, esto sea bastante cierto pero es una práctica que requiere, además de mucho tiempo, de un estado físico pleno y saludable. Asimismo, caminar hoy en día no es algo que todo el mundo haga habitualmente y aunque de por sí una persona que ande en misión de turista no es alguien sedentario (obvio), quizás no desee recorrer caminando toda una gran ciudad y menos cuando se trata de París, que desde ya por su inmensidad nos prohíbe darnos ese lujo en toda su magnitud.

En este sentido, recorrer París en un vehículo es una opción más que interesante. Sin embargo, Francia cuenta con ciertas normas importantes de conocer antes de subirse a un coche en la Ciudad Luz si es que no queremos llevarnos un trago amargo. Aquí te presentamos algunos consejos que serán de tu interés y que te ayudarán a que tu viaje por París al volante sea más placentero.

  • Límites de velocidad: estos dependerán del lugar por donde se conduzca así como del tiempo que se tenga con licencia para manejar.
    • Autopistas: 130 km/h, en caso de lluvia 110 km/h
    • Carretera principal: 110 km/h, en caso de lluvia 100 km/h
    • Carretera: 90 km/h, en caso de lluvia 80 km/h
    • Ciudad : 50 km/h

En el caso de que hayas obtenido el carnet hace menos de dos años:

  • Autopistas: 110 km/h
  • Carretera principal: 100 km/h
  • Carretera: 80 km/h
  • Ciudad: 50 km/h
  • Edad: para conducir un vehículo, la edad mínima es de 18 años. No obstante, si deseas arrendar un coche, deberás tener al menos 21 años de edad. Y algo importante: si es que vas de paso por Francia y arriendas un auto, es recomendable contar con la Licencia Internacional del Conductor.
  • Uso del teléfono móvil: lógicamente, como en casi todos los países a estas alturas, hablar por móvil mientras se conduce es una falta grave que es penalizada con una cierta cantidad de dinero además de la prohibición de conducir por algún tiempo. Pero en París es algo más estricta e incluye el uso de aparatos que vayan unidos al cuerpo, por lo que ni siquiera el manos libres o los auriculares están permitidos. Tan sólo el bluetooth o el altavoz te permitirán conducir y hablar por móvil mientras vas al volante.
  • Radares: a diferencia de lo que ocurre en otros países, en Francia no hay una señalización que te indique dónde están ubicados los radares de velocidad. Si por alguna razón te excedes en los límites, seguramente serás multado y el parte llegará sí o sí a tu domicilio sea donde sea que vivas.

Futuroscope: diversión asegurada

Sea cual sea el eje temático de los parques de diversiones, a simple vista nos suelen parecer todos idénticos. Da exactamente lo mismo si nos sumergen en el mundo del cine, de dibujos animados o de experimentos científicos: para todos existe solamente un punto en común que es entretener y punto. Al fin y al cabo, mediante la entretención estos parques “se ganan la vida” y, bien en el fondo, los centros del cerebro y neurotransmisores ligados al placer son los mismos en todos los seres humanos.

futuroscope

Sin embargo, cuando las cosas parecían ir encaminadas todas hacia un idéntico destino, los franceses nuevamente nos entregan algo de ese toque sutil que saben darle a las cosas, como un gol de Zidane en la final contra los italianos (o el cabezazo a Materazzi en el mismo partido) y nos traen la magia de Futuroscope. Y si bien la misión del Futuroscope es, nuevamente, entretener y sacar provecho en base a la diversión, la intención de este parque francés se entremezcla con una serie de otras sensaciones bastante distintas a la entretención por sí sola y nos cautivan sea como sea. está situado en la periferia de Poitiers, en los municipios de Chasseneuil-du-Poitou y de Jaunay-Clan, Francia.

Algo de Georges Méliès tendrán en su forma de ver las cosas, si hasta cuando el cine no era de colores ellos se las arreglaban para pintar con lápices de colores cada frame. Y es que Futuroscope no es para nada esa locura futurista que los mismos árabes nos quieren mostrar en su Museo del Futuro en Dubai, sino una especie de viaje por el pasado, presente y algo del futuro, claro está, que nos sumerge en una atmósfera de ensueños por momento, nos lleva a pasear por los rincones mismos del inconsciente colectivo y, por ahí, nos invita a ser niños… pero no en ese concepto amargo de Disney World.

futuroscope-1

A falta del Ratón Mickey bueno es El Principito; ¿Los 7 enanitos de Blanca Nieves? Mejor nos quedamos con los Minimoys. Radicalmente diferente a cualquier otro parque de diversiones, donde incluso se corre el riesgo uno de aburrirse con tanta historia absurda y poco atractiva, en Futuroscope no hay otra alternativa que dejarnos llevar por cada milímetro de las 60 hectáreas y volar, aunque sea sin alas verdaderas.

¿Qué hacer en Futuroscope?

Si vas a Disney World, procura evitar la comida pues es desagradable en su sabor o no subir esos escalones lateros de la Casa del árbol de la familia Robinson porque puedes sufrir un colapso nervioso de tanto aburrimiento… Ok, algo así pero en un sentido contrario encontrarás en Futuroscope, donde no tienes por dónde pasarlo mal. No obstante, siempre habrá algunos atractivos que te suenen mejor que otros y por ello te dejamos un breve listado que bien puede ahorrarte algo de tiempo o permitirte disfrutar un poco más de lo que inicialmente tenías considerado:

Buscando la rosa

Le-Petit-Prince-futuroscope

Si te atrae la historia de El Principito, entonces visita la sala de cine diseñada completamente en honor al personaje creado por Antoine de Saint Exupery. Está bien, se trata solamente de una sala de cine en 3D, pero donde cada sensación que percibes te llevará lisa y llanamente a viajar de planeta en planeta buscando la rosa. Tanto para adultos con alma de niños y niños, la sala de cine dedicada al Principito es un imperdible en tu paso por Futuroscope.

Restaurante Le Cristal

Restaurante Le Cristal

Si dijimos por ahí (bueno… es algo que todo el mundo comenta) que las comidas en Disney World pecan de poco sabrosas, en Futuroscope van un poco más allá del concepto tradicional americanizado de llenar las tripas con un sándwich al estilo jotdog o esa comida rápida Made in Mc Donalds y nos instalan en pleno parque un edificio temático dedicado a la cocina. Claramente, haciendo honor al nombre del parque, cada plato y bebida tendrá ese toque futurista que a todos nos llama la atención, en una combinación con elementos poco ortodoxos: galletas de nitrógeno, vasos de donde sale mucho humo y hasta gusanos (bastante crujientes por lo demás) son el deleite de pequeños y grandes que llegan hasta la cocina del chef Nöel Gutri el que, aplicando todas sus destrezas en la química, física y su condición de chef profesional sabrá darle el toque adecuado a lo que quieras probar. Otro de los imperdibles, pero que tendrá un coste adicional de 40 euros que, sí o sí, los valen.

El Mundo de Arthur

futuroscope arhur

Si Luc Besson la rompió con sus Minimoys en el Mundo de Arthur, en Futuroscope no hace más que continuar esa senda que iluminó a toda una generación trayéndonos toda esa magia y, en rigor, ese mundo, a nuestro alcance. Elegida como la mejor atracción de todo el mundo el año 2012 por la TEA, el mundo de Arthur en Futuroscope es un viaje en el cual nos sentimos pequeños, pero pequeños de verdad, unos minimoys en estricto rigor. Efectos especiales, sonidos que te sumergen en otra dimensión, vértigo y mucha adrenalina te garantizan diversión de principio a fin. Y, cuando hayas acabado el viaje, seguramente volverás a hacer la fila para repetirte el plato.

Los Rabbids a colación

Futuroscope-rabbids

Sí, los mismos monos del Nickelodeon. ¿Habías pensado encontrártelos en un parque de diversiones? Pues Futuroscope los tiene para ti y, para muchos, se trata de lo mejor de lo mejor de lo mejor que allí podrás encontrar. Un imperdible de seguro y donde, en un recorrido lleno de diversión y buen humor, verás cómo estos curiosos personajes te montan diferentes escenas que te mantendrán atento a cada segundo. Y para darle el toque preciso, toma asiento en el WC disponible para ti y comienza a viajar por la historia y la prehistoria. Por algo lo consideraron como la mejor atracción el 2014 (de todo el mundo)

Al ritmo de Martin Solveig

futuroscope_robots

Está bien, si a todos les encanta y por algo su fila se la pasa llena de gente esperando su turno. Si todos lo prefieren, por algo será. En esta sala donde la idea es bailar con robots a 7 metros de altura, la adrenalina es el factor clave pues, al ritmo del conocido DJ galo Martin Solveig, te moverás como un loco sintiendo ese toque raro en tu cuerpo que te produce solamente la adrenalina cuando estás al 100%. Sin embargo, la experiencia tal vez dure muy poco y al final termines un poco desencantado cuando todo haya acabado y debas bajar a hacer la fila otra, y otra, y otra vez hasta que ya le hayas perdido la gracia (y si es que le pierdes la gracia)

¿Cuánto cuesta?

Aunque de cuando en cuando te encontrarás con diferentes promociones que te harán anticipar tu idea de ir a Futuroscope para así ahorrar algo de dinero, los precios son bastante prudentes en relación a lo que vivirás en este parque de diversiones.

  • Si decides realizar las reservas con al menos 3 días de antelación, los niños mayores de 5 años pagarán 32 euros y los adultos un total de 39 euros.
  • El precio normal de la entrada es de 34 euros para niños y 42 euros para los adultos.
  • Si optas por comprar una entrada para dos días y una noche, el valor a cancelar será de 45 euros.