El camino de Santiago

El Camino de Santiago es un viaje espiritual que se lleva recorriendo durante más de mil años. La peregrinación comenzó originalmente desde donde partió Santiago, aunque los excursionistas modernos, como los estadounidenses necesitan cruzar el Atlántico para comenzar. Si bien hay una serie de rutas establecidas que conducen a Santiago desde todas las direcciones, la más popular es el Camino Francés, que cruza los Pirineos a lo largo de la frontera española-francesa desde St. Jean Pied de Port.

 

Esta ruta del Camino cubre 800 kilómetros que atraviesa todo el norte de España. Siguiendo las flechas pintadas de amarillo que marcan el camino, los peregrinos caminan unos 20-25 km por día en cada etapa del camino.. A este ritmo, el peregrino tarda en llegar a la Catedral de Santiago unas 6 u 8 semanas. Algunos tardan más, otros menos. Algunos optan por viajar en bicicleta, y algunos han hecho el Camino a caballo. El camino con albergues, refugios y casas rurales para poder dormir, con un precio de entre 5 y 10 euros.

 

En el camino te encuentras gente que lo está haciendo por varias razones. Algunos buscan penitencia, otros iluminación, y otros simplemente por vivir la experiencia. La mayoría de los peregrinos optan por llevar una concha de vieira en honor de Santiago.

Booking.com

 

Otro símbolo, tal vez más útil es un bastón para ayudar al peregrino en su viaje. La mayoría de los peregrinos, llevan también un documento llamado “la credencial”, comprado por unos pocos euros en cualquier agencia de turismo españo, o en cualquier iglesia situada en la ruta.

 

La credencial es un pase que da acceso a los albergues municipales, que son los más baratos del camino. También se le conoce como el “pasaporte del peregrino”

 

Esta credencial se marca con el sello oficial de cada albergue municipal en el que ha quedado el peregrino.

 

La credencial está disponible en albergues, oficinas de turismo, algunas casas de la parroquia local, y fuera de España, a través de la Organización Nacional de Santiago de ese país. La credencial sellada también es necesario si el peregrino quiere obtener un certificado de finalización de la peregrinación.