sentinel del norte

Sentinel del Norte: la isla más peligrosa del mundo

Aunque a simple vista parece la imagen de una paradisíaca isla donde sus bosques nativos se funden con playas desiertas que llaman a regocijarse a cada uno de los turistas que allí lleguen, lo cierto es que Sentinel del Norte puede ostentar a mucha honra ser la isla más peligrosa del mundo. Y este peligro no viene dado justamente por la fauna que allí vive ni por haber sufrido los embates del terremoto del año 2004 que afectó incluso la geografía de este lugar sino por sus habitantes, quienes en una actitud muy hostil niegan el paso a cualquier persona que ose aterrizar en sus tierras.

Ubicada en el Golfo de Bengala y perteneciente al Archipiélago de las Islas Andamán en el Océano Índico, la Isla Sentinel del Norte se encuentra, al menos políticamente, bajo la jurisdicción de la India, cuyo gobierno sólo la mantiene como parte de sus posesiones pero sin tener arte ni parte de lo que allí ocurre. Y es que sus habitantes, los sentinelenses, se oponen a cualquier tipo de visita foránea haciéndolo saber incluso en sus peticiones formales donde solicitan permanecer así, tal cual han vivido hace más de 50 mil años.

Booking.com

Si Marco Polo, en sus escritos de sus viajes, se refirió a los sentinelenses como una raza salvaje capaz de matar y comerse a quienes los visiten, en la actualidad tampoco existe registro alguno de sus formas de vida ni de la cantidad de personas que en esta isla viven (se estima que es entre los 50 y los 400 habitantes) De hecho, el terremoto de 2004 hizo pensar que su población podría haber desaparecido pero posteriormente, un sobrevuelo en helicóptero por el lugar, dio cuenta de que parte de sus habitantes seguía con vida y punto, eso fue todo (y valga señalar que ese sobrevuelo en helicóptero fue atacado con flechas y lanzas desde la isla)

Como se comprenderá, registros acerca de sus habitantes hay muy pocos. Tal vez el más cercano sea del año 2006, cuando dos pescadores llegaron a sus costas y fueron asesinados por los sentinelenses quienes, lejos de comérselos como lo señaló algún día Marco Polo, los sepultaron allí, justo en el lugar donde desembarcaron. Sin embargo, un pequeño vídeo grabado allá por los noventa deja entrever este carácter hostil y poco amigable de sus habitantes, que por razones más que obvias tienen a Sentinel del Norte como la isla más peligrosa del mundo.