Archivo de la etiqueta: comer en hernani

Mi viaje por Guipuzcoa



Hoy les vengo hablar de mi último viaje por la cornisa Cantábrica, en concreto la zona del País Vasco, la  que más cerca está de Francia, San Sebastián.  Aparte de hablar de su gente, de lo amables que pueden llegar a ser. La Capital, San Sebastián,  con su más que conocida playa de La Concha, el Ayuntamiento y el barrio viejo, lo que hice fue recorrer un poco más su interior, bajando por la nacional 1 , hasta llegar a un hermoso pueblo llamado Hernani, muy cerquita de San Sebastián.

Mi viaje por el Norte fue casi siempre acompañado de lluvia, era Julio, cosa que no me importaba, yo vengo de Madrid, y en esas fechas la temperatura pasaba de 40º en la capital.

En Hernani tuve la suerte de coger un día espectacular de sol, con algo de calor, pero lo justo para recorrer sus calles repletas de grandes restaurantes y sidrerías.

Chillida y sus esculturas en Hernani

  • Antes de visitar las sidrerías comencé un paseo por las calles de Hernani, hasta que llegue a las esculturas de Chillida, el Ayuntamiento, y las casas señoriales de la época me dejaban perplejo con tanta belleza junta en un pueblo.
  • Levantando la vista veía los típicos paisajes Vascos, de verdes prados con rebaños de ovejas y de vacas que recorrían las laderas del monte Urdaburu. Una belleza insuperable se presentaba ante mis ojos.
  • Eran ya las 13 horas y mi cuerpo empezaba a pedir de beber y de comer, y no se le ocurrió mejor sitio para tener hambre que un pueblo de la zona del País Vasco. Todos los restaurantes que visite me producían total confianza, pero me quede en uno donde los pinchos que me ofrecieron y que deguste no eran normales, “rico rico”, como dice el colega de Zarautz.
  • El restaurante se llamaba Sansonategui , Cocina Vasca, tradicional y de Hernani, tres ingredientes que dieron su fruto, una de las mejores comidas que en mi viaje por el Norte que deguste.

No puedo decir solo que volveré a tomar una sidra y a volver a comer cada vez que suba y baje desde Madrid a San Sebastián, no solo fue la calidad de su comida, la amabilidad de sus empleados y un precio que fue de lo mejor, harán que vuelva a repetir.