Archivo de la etiqueta: consejos para conducir en francia

Consejos para conducir por Francia

Muchas personas dicen que la mejor forma de conocer nuevas ciudades y todo lo que se encuentre a su paso es caminando. Probablemente, esto sea bastante cierto pero es una práctica que requiere, además de mucho tiempo, de un estado físico pleno y saludable. Asimismo, caminar hoy en día no es algo que todo el mundo haga habitualmente y aunque de por sí una persona que ande en misión de turista no es alguien sedentario (obvio), quizás no desee recorrer caminando toda una gran ciudad y menos cuando se trata de París, que desde ya por su inmensidad nos prohíbe darnos ese lujo en toda su magnitud.

En este sentido, recorrer París en un vehículo es una opción más que interesante. Sin embargo, Francia cuenta con ciertas normas importantes de conocer antes de subirse a un coche en la Ciudad Luz si es que no queremos llevarnos un trago amargo. Aquí te presentamos algunos consejos que serán de tu interés y que te ayudarán a que tu viaje por París al volante sea más placentero.

  • Límites de velocidad: estos dependerán del lugar por donde se conduzca así como del tiempo que se tenga con licencia para manejar.
    • Autopistas: 130 km/h, en caso de lluvia 110 km/h
    • Carretera principal: 110 km/h, en caso de lluvia 100 km/h
    • Carretera: 90 km/h, en caso de lluvia 80 km/h
    • Ciudad : 50 km/h

En el caso de que hayas obtenido el carnet hace menos de dos años:

  • Autopistas: 110 km/h
  • Carretera principal: 100 km/h
  • Carretera: 80 km/h
  • Ciudad: 50 km/h
  • Edad: para conducir un vehículo, la edad mínima es de 18 años. No obstante, si deseas arrendar un coche, deberás tener al menos 21 años de edad. Y algo importante: si es que vas de paso por Francia y arriendas un auto, es recomendable contar con la Licencia Internacional del Conductor.
  • Uso del teléfono móvil: lógicamente, como en casi todos los países a estas alturas, hablar por móvil mientras se conduce es una falta grave que es penalizada con una cierta cantidad de dinero además de la prohibición de conducir por algún tiempo. Pero en París es algo más estricta e incluye el uso de aparatos que vayan unidos al cuerpo, por lo que ni siquiera el manos libres o los auriculares están permitidos. Tan sólo el bluetooth o el altavoz te permitirán conducir y hablar por móvil mientras vas al volante.
  • Radares: a diferencia de lo que ocurre en otros países, en Francia no hay una señalización que te indique dónde están ubicados los radares de velocidad. Si por alguna razón te excedes en los límites, seguramente serás multado y el parte llegará sí o sí a tu domicilio sea donde sea que vivas.